Oscuridad y misterio. Fotografiando la noche.

compartir
Laberintos. Paulo Cacais Pedrosa

Durante siglos la noche ha representado lo desconocido. Desde el inicio de los tiempos, los humanos hemos luchado contra la oscuridad que delimitaba un territorio misterioso, mágico y peligroso.

Primero con el fuego, que cambió radicalmente el modo de vida y marcó una gran distancia respecto al resto de especies animales. Problablemente ese fue el primer gran acto contra-natura del ser humano: acabar con la oscuridad y el frío de la noche. Después llegaría la luz eléctrica, un símbolo de civilización que convirtió a París en la capital del mundo, “la ciudad de la luz” al ser la primera en iluminar sus calles y los principales edificios.

¿Qué trabajaremos en este taller?

Trabajaremos la noche mística: la de las brujas, los monstruos del armario, los hombres lobo y los vampiros; la noche de las pasiones y los excesos, la noche imaginada como espacio onírico y la oscuridad como metáfora de final.

En la primera sesión trataremos los aspectos técnicos para trabajar con luz escasa y grandes contrastes lumínicos y veremos los trabajos de grandes fotógrafos que hicieron de la noche su espacio de creación.

En la segunda y tercera clase proyectaremos, analizaremos y comentaremos las fotografías de los alumnos y saldremos a fotografiar la noche. Practicaremos la fotografía fija de paisaje urbano, experimentaremos la multitud de posibilidades de movimiento y con el lightpainting, la fotografía estroboscópica y otras luces.