Valeria

compartir

22/02/202020/03/2020

Horario
De miércoles a viernes de 17:30 a 20:30
Primer fin de semana de cada mes de 11:30 a 13:30 y de 17:30 a 20:30

Inauguración:
Sábado 22 de febrero a las 19h.

Horarios concertados en el 671230859

8 de enero de 2018.Trentino Alto Adige, Italia.
Valeria tiene solo 18 años cuando sufre un accidente. La encuentran inconsciente. Una hemorragia cerebral hace que caiga en coma, que luego evolucionará a un estado vegetativo persistente.

Que sucede cuando no sucede nada, cuando la vida queda en suspenso. Cuando todo lo que tenía que ser queda detenido en un espacio en el que el tiempo adquiere un nuevo significado y pasado, presente y futuro se mezclan dolorosamente.

Una piedra no muere porque no cambia. No muere porque no vive. Una frase sencilla extraída de un libro infantil que habla de algo profundamente complejo. En un período de grandes discusiones políticas sobre el final de la vida, Marika Giuriola se adentra en la realidad de quienes viven en su propia piel una condición irreversible. «Estoy convencida que la autodeterminación, la libertad, pasa en definitiva por el conocimiento. Por eso quería dar a conocer la realidad de Valeria», explica la artista.

A través de imágenes profundamente respetuosas pero contundentes en su belleza y su verdad, la artista retrata la vida de Valeria en la habitación de su casa. Durante más de dos años Marika ha permanecido al lado de la joven, siendo testigo y compañera. » Si tus fotos no son lo suficientemente buenas es porque no te has acercado lo suficiente» dijo una vez Ernö Friedmann. Marika quería estar cerca. Las fotografías de Giuriola sinceras, alejadas de cualquier sensacionalismo y bellas lo atestiguan.

Como en el castillo de Aurora todos en la habitación duermen: las flores en el jarrón, los zapatos sin eco de pisadas, el peluche de una infancia apenas despedida. Solo parece gritarnos una joven desde una fotografía en color: sonríe a la cámara, al futuro, a nosotros que no queremos sonreír.

La fotografías de Marika detienen un tiempo ya detenido. A través de ellas la artista nos invita a reflexionar sobre la vida y la libertad. ¿Somos realmente libres de decidir sobre nuestra vida? ¿Cuánto tiempo podemos hablar de vida si la vida es libertad para vivir?