Taller de Gyotaku: el mar invade Tigomigo

compartir

Esta mañana en el Estudio Tigomigo nos hemos ensuciado las manos de tinta. Desde que inauguramos la exposición Vie, de Rat Soriano, y vimos sus grabados Gyotakus, teníamos muchas ganas de poder hacer un taller de esta técnica en Tigomigo. Y hoy por fin ha llegado el día.

La verdad que la mañana ha pasado volando, entre lubinas, doradas, tinta y papel japonés. ¡Y valorad vosotros mismos los resultados!

TallerGyotaku1_EstudioTigomigo

Taller de Gyotaku en Tigomigo. Preparando el pescado para entintarlo. ©PauloCacais

Taller de Gyotaku en el Estudio Tigomigo. Secando bien el pescado. ©PauloCacais

Taller de Gyotaku en Tigomigo.

Taller de Gyotaku en Tigomigo. Nuestro primer grabado ©PauloCacais

Taller de Gyotaku en Tigomigo.

Taller de Gyotaku en Tigomigo. Entintando en pescado. @PauloCacais

Taller de Gyotaku en Tigomigo.

Taller de Gyotaku en Tigomigo. Nuestras obras de arte. @PauloCacais

Taller de Gyotaku en Estudio Tigomigo

Taller de Gyotaku en Tigomigo. Preparando la composición final.

Taller de Gyotaku en Estudio Tigomigo

Taller de Gyotaku en Tigomigo © PauloCacais

Y para acabar, hemos hecho entre todos un grabado al más puro estilo de los libros-rollo chinos y japoneses.

Consejos para hacer Gyotakus

Estos son algunos de los trucos que nos ha desvelado Rat durante el taller:

  1. Secad muy bien el pescado después de limpiarlo.
  2. Cuando entintéis el pescado, retirad con suavidad la tinta sobrante como haríais con un grabado normal. Parad atención a las branquias, las aletas y todos aquellos dobleces del pescado donde pueda esconderse la tinta (¡no queremos tener una mancha de tinta a nuestro gyotaku!).
  3. Poned el papel japonés encima del pescado entintado y presionad con delicadeza la superficie.
  4. Para que las transparencias de las aletas queden muy nítidas, separadlas un poco (también podéis poner un poco de papel de periódico debajo antes de entintarlas).
  5. Divertíos, experimentad, innovad!

Vie, hasta el 13 de febrero en Tigomigo

Si os gusta esta técnica, recordad que hasta el 13 de febrero podéis acercaros al Estudio Tigomigo para ver los Gyotakus de Rat (y el resto de las obras de su última exposición). ¡Os esperamos!