¿Jugamos? Como Pedro por mi casa 2014

compartir

  • Insectos gritando. Núria Gómez

Acercarse a un libro de artista es entrar en un laberinto. Un mundo, un abismo, un sueño. Es dejarse llevar por la sensibilidad del que lo creó. No se mira solo con los ojos, hay que devorarlo con todos los sentidos.

Para los que ya hemos caído rendidos ante la magia de este objeto, el festival Como Pedro por mi casa es una cita ineludible. Por eso el martes no pudimos evitar bajar las escaleras de la Cripta de la Central del Raval y adentrarnos en el bosque encantado que nos propone Julia Pelletier.

Del 10 al 15 de noviembre en sus estanterías habitan ediciones únicas, objetos extraños y extrañados, ilustraciones imposibles y otros seres animados. Hay que acercarse a ellos con guantes blancos y aires de mimo, son tímidos como las mimosas.

La lista de artistas cada año es impresionante y cada vez más internacional. Las obras han viajado de países como Francia, Chile, Argentina, Portugal, Irán o Estados Unidos. No podemos hablaros de todas, pero sí de aquellas que nos emocionaron más.

Bellezas perturbadoras

Insectos gritando es el título del inquietante y bello trabajo de Núria Gómez. Fotógrafa y creadora del sello editorial Ediciones del Martes, su obra es oscura y cautivadora. Fotografías en blanco y negro que recuerdan a nuestro admirado Nozolino custodiadas en un bello estuche de color eucalipto.

¿Quién no ha jugado al escondite? Permanecer oculto, escuchando el latido intenso en el pecho, la excitación y el miedo. Qué lástima que sean juegos que se pierden con la infancia. Quizás por eso Roberta Brida nos propone con Escondite (Nascondino) que volvamos a sentirnos niños. Un libro pop-up que nos invita a perdernos en un universo naíf y alegre.

Y de la inocencia del blanco, pasamos al mundo negro, rojo y calabaza de los grabados de Federica Bau.

Jugando con el infinito

Este año el catálogo es obra de Daniel Cavalcanti. Bajo el título Infinite possibilities, la obra nos invita a descubrir las infinitas posibilidades que nos ofrece un libro. Un juego al que se han apuntado artistas de la talla de Javiera Pintocanales, Pere Ginard, Dario Zeruto, Clara Sáez con sus interpretaciones sobre el número ocho. Una forma de llevarnos a casa la magia de esta edición.