Todas la cosas del mundo

compartir

  • Ricky Dávila. Exposición
  • Ricky Dávila.
  • Ricky Dávila.
  • Ricky Dávila.

Las fotografías de Ricky no se pueden mirar; a ellas te asomas como a un acantilado sin protección, en un día de viento. Si te dejas llevar te atrapan, te envuelven y te agitan. Para entonces ya no tienes remedio, has caído al vacío del otro lado del espejo.

Tenemos en el MAC Fenosa de Barcelona “Todas las cosas del mundo” de Ricky Dávila.  Una exposición que acaba sabiendo a poco, se me hace pequeña, me faltan más imágenes. No es una crítica al trabajo que presenta Dávila, ni mucho menos, es porque me pasaría horas disfrutándolo, porque cuando terminas la vuelta a la sala es como llegar al fin del verano y tener que volver al colegio, sin haber hecho el maldito cuadernillo.

Os puedo contar aspectos técnicos, os puedo hablar del papel de algodón sobre el que están impresas las fotografías ¡Qué negros! Puedo opinar que la sala está demasiado iluminada, que los lavabos están en el piso de arriba. Os puedo explicar muchas tonterías pero lo más importante os aconsejo que lo descubráis solos.

Mucho más que un catálogo; Ricky Dávila edita con Gran Sol el libro que comparte nombre con la exposición “Todas las cosas del mundo”. En Tigomigo tenemos el placer de poder ofreceros dos títulos anteriores. “Manila”, un libro de los de antes, grande y pesado, con muchísimas fotos a sangre, de estos que los entendidos dicen “no es moderno” pero que todos salivamos cuando los hojeamos (ambas cosas las podéis hacer de gratis en Tigomigo: hojearlo y salivar). Os ofrecemos también “Nubes de un cielo que no cambia” en el que se cruzan las imágenes de Dávila con la poesía de Dufay Bustamante.

  • Ricky Dávila. Todas las cosas del mundo.
  • Ricky Davila. Manila

P.D. ¿Por qué da la impresión de que la sala de exposiciones de MAC Fenosa la han puesto en un rinconcito que les sobraba? De acuerdo, no la podemos comparar con la sala de exposiciones de la fundación Mapfre de Madrid ¡porque es de Madrid! Pero creo que algo como la Mapfre de Bilbao… (Mejor ni pensar en lo que hay más allá de los Pirineos).