La caligrafía de Keith y Amanda Adams vuelve a Terrassa

compartir

  • Exposición de Keith Adams
  • Exposición de Keith Adams
  • Exposición de Keith Adams
  • Exposición de Keith Adams
  • Exposición de Keith Adams
  • Exposición de Keith Adams
  • Exposición de Keith Adams

Conocimos la obra de Keith gracias a la impronta que dejó en un discípulo suyo y amigo nuestro. Hablaba de él con tanta pasión y admiración que no podíamos perdernos la oportunidad de conocer el hombre que había dejado tal huella: el amor por el espacio en blanco, el rigor en el trabajo y el compromiso.

Por eso, no podíamos perdernos la inauguración de su exposición en Amics de les Arts (Terrassa). A pesar del viento y el cielo lluvioso, a pesar del frío y las calles relucientes en la oscuridad, a las siete estábamos en la sala. Nosotros y también otros muchos amigos, admiradores y discípulos que no dejaron escapar la ocasión para reencontrarse con la pareja de artistas. Porque más que una presentación, el acto de sábado fue un reencuentro: Keith ya había expuesto por primera vez en Amics de les Arts en 1981.

Albert Novellón fue el encargado de presentar una obra que no necesita introducciones, porque como comentó, “ultrapasa fronteras”. La muestra incluye una muestra de letras capitales que reproducen obras del siglo XIV que ya se intentaron exponer en Bretaña y que, en parte, fueron censuradas. Parece que a la Edad Media eran más tolerantes que no en el siglo XXI, comentó el artista con humor.

Reinterpretando a Espriu

La muestra sorprende por la gran cantidad de intepretaciones de la obra de Espriu. El azar lo llevó a descubrir unos versos del poeta que ya no lo abandonaron nunca más: El ensayo del cántico en el templo.

Oh, que cansat estic de la meva
covarda, vella, tan salvatge terra,
I com m’agradaria d’allunyar-me’n,
nord enllà,
on diuen que la gent és neta
i noble, culta, rica, lliure,
desvetllada i feliç!

(Oh, que cansado estoy de mi
cobarde, vieja, tan salvaje tierra,
Y como me gustaría alejarme,
norte allá,
donde dicen que la gente es limpia
y noble, culta, rica, libre,
desvelada y ¡feliz!
)

Y quizás el poeta, en cierto modo, también lo buscó, porque desde sus interpretaciones se pueden ver a la revista Compartir de la Fundación Espriu.

Pero si os gusta la caligrafía, si os apasiona el arte, no os conformáis con las reproducciones que aparecen a la revista. Hasta el 19 de febrero podréis admirar su obra en la sala de exposiciones de Amics de les Arts.