Dos miradas sobre el amor

compartir

Si tuviéramos que listar los grandes temas de la historia del pensamiento y del arte no podríamos olvidarnos del amor. Por eso, esta semana tan repleta de corazones, purpurinas y bombones, desde Tigomigo queríamos acercarnos a este lugar común de la mano de dos grandes artistas contemporáneos que se alejan mucho de una mirada edulcorada y vacía.

Cuando le pregunte a Paulo, la mitad de Tigomigo, lo tuvo claro: Emmet Gowin. Los retratos a Edith. El fotógrafo estadounidense no dejó de fotografiar a su esposa a lo largo de toda su vida. Honestas, íntimas, sencillas… sus imágenes tienen el don de transportarnos a un tiempo de silencios y complicidades.

“Aunque toda labor creativa requiere un encuentro con lo desconocido y una visita a lugares que aún no comprendemos, tomar imágenes de Edith sigue siendo el hilo conductor y la experiencia redentora de mi vida: es, en gran medida, el poema que ocupa el centro de mi obra. Estas fotos expresan lo que siento por el mundo”. Emmet Gowin.

Emmet Gowin

Sophie Calle

Por mi parte, al querer pensar en el amor, irremediablemente me vi arrastrada por su ausencia. Y qué mejor que Sophie Calle y su Prenez soin de vous. Su forma de convertir una carta de desamor en un ejercicio estético colectivo me cautivó desde el momento en que la descubrí.

“Recibí un e-mail de ruptura”, explica Sophie en su libro. “No supe qué responder. Fue como si no fuera conmigo aquello. Terminaba diciendo: ‘Cuídate’. Tomé la recomendación al pie de la letra. Pedí a 107 mujeres que me ayudaran a interpretar el e-mail. Que lo analizaran, lo comentaran, lo representaran, lo bailaran, lo cantaran, lo disecaran, lo agotaran. Que hicieran el trabajo de comprender por mí. Que hablaran en mi lugar. Una manera de tomarme mi tiempo para romper. A mi ritmo. En definitiva, cuidarme”. Sophie Calle.

Y a vosotros, ¿cuál es la obra de arte que os remite inevitablemente a este tema universal?

Para saber más…