¿Cómo hacer buenas cianotípias?

compartir

El pasado sábado celebramos el taller de cianotípia. Es el primer taller que organizamos Estudio Tigomigo junto con BaumanLab y el grupo de fotografía dels Amics de les Arts desde que en marzo se formara la Red fotográfica de Terrassa.

Si ya conocéis esta técnica, sabréis que es un método fotográfico monocromo negativo-positivo que con el que podemos obtener una copia de un original en un color azul de Prusia.

¿Y esto qué quiere decir? Pues que con una imagen en negativo en blanco y negro con un buen contraste que esté imprimida sobre un acetato (una transparencia, vaya), los químicos adecuados y un poco de sol, podemos obtener imágenes tan bellas como las que os mostramos a continuación.

Taller de cianotipia. Estudi tigomigo

El proceso es sencillo y con infinitas posibilidades creativas. En el taller hicimos cianotípias sobre tela, papel, madera… pero si dejáis volar la imaginación a buen seguro que se os ocurren más aplicaciones.

¿Qué necesito para hacer una cianotípia?

Para preparar la emulsión sólo nos hace falta: Citrato férrico amónico verde 25% , Ferricianuro potásico 10% y agua destilada. Los químicos, los podéis encontrar a Químicos Dalmau, en calle Villarroel, 180 (Barcelona).

Si queremos preparar 50ml de emulsión tendremos que seguir los siguientes pasos:

  1. Diluir 15,5 g de citrato férrico en 20 ml de agua destilada y 5 g de ferricianuro en 30 ml de agua destilada. Si el agua está caliente, se diluye mejor. Cuando mezclamos las dos diluciones, el químico se vuelve fotosensible. Así que a partir del momento de la mezcla, el químico tiene que estar protegido de la luz.
  2. Aplicaremos esta emulsión al papel, o a cualquier otra superficie y dejaremos secar en la oscuridad. Se puede acelerar el secado con un secador de cabello.
  3. La exposición se puede hacer con una luz ultravioleta o bien al sol. El revelado se hace con agua.

Algunos trucos…

Si la imagen queda pálida o subexpuesta, podemos intensificarla con un baño de agua oxigenada al 20%.

Podemos cambiar la imagen a negro con un baño de nitrato de plata al 2% y después revelando en un baño de oxalato ferroso o hidroquinona. Se da un lavado final.

Un poco de historia

Fue el científico y astrónomo inglés John Herschel quién descubrió el procedimiento el 1842. Herschel lo consideraba principalmente un medio para reproducir notas y esquemas.

Pero fue la botánica británica Anna Atkins quién lo puso inmediatamente en práctica. Atkins publicó una serie de libros documentando helechos, algas y otras plantas con ilustraciones hechas con cianotípias. Por su serie British Algae, de 1843, es considerada como la primera fotógrafa de la historia.

A comienzos del siglo XX se utilizó para hacer tarjetas postales. Esta modalidad de cianotipia estaba muy ligada al arte-corred y a los diarios de viajes.

En los últimos cincuenta años hay numerosos artistas contemporáneos que utilizan este proceso creativo: Christian Marclay, Marc  Breuer, Kate Cordsen, Hugh Scott-Douglas, WuChi-Tsung, Barbara Ciurej & Lindsay Lochman…