Archivo del Autor: TigoMigo Administrador

Terrassa homenajea a la fotoperiodista Joana Biarnés

Ayer, 6 de septiembre, se inauguró la exposición de la fotógrafa egarense Joana Biarnés en la Sala Muncunill. Una cita que no podíamos (¡y no queríamos!) perdernos.

Bajo el título de El Rostre, l’instant i el lloc, el Ayuntamiento de Terrassa rinde homenaje a que la fue la primera fotoperiodista española. Una mujer que era prácticamente desconocida, por esos azares injustos de nuestra memoria y nuestra historia, hasta que la investigación sobre las inundaciones del 62 rescató su nombre.

La muestra incluye unas setenta imágenes en blanco y negro que fueron publicadas entre los años 60 y setenta en el semanario ¿Por qué?, las revistas Ondas y Semana o los diarios Pueblo y ABC.

Una mujer en un mundo de hombres

Joana Biarnés fue una pionera. Se abrió camino en un mundo de hombres y tuvo que lidiar con el machismo de los años más grises del franquismo. Hizo frente a situaciones que hoy nos parecerían ridículas, si no fuera porque no son tan lejanas, como cuando un árbitro paró un partido de fútbol porque la fotógrafa era una mujer.

Fue tozuda, audaz e inteligente. Fue la mujer que logró colarse en la habitación de los Beatles en su visita a España; la que tras fotografiar la peor inundación de la historia del país se fue en autoestop hasta Barcelona para revelar las imágenes; la que, fingiéndose una turista, logró fotografiar a Polanski tras el asesinato de su mujer.

Sus reportajes la llevaron a lugares como Hollywood, México o Moscú. Y su objetivo retrató a personajes como Rafael, Serrat, los Beatles, Clint Eastwood o Jack Lemon.

También fue una mujer de principios. En 1985, cuando un diario prefirió las fotografías de Lola Flores vestida de Rey Mago en lugar de su reportaje sobre niños enfermos del cáncer decidió dejar la fotografía y dedicarse a su otra pasión: la cocina.

El archivo de Joan Biarnés, se queda en Terrassa

Durante la inauguración, la fotoperiodista anunció que donará el archivo fotográfico de su padre, el fotógrafo Joan Biarnés, a la ciudad. Una buena noticia para los amantes del arte de la ciudad.

La exposición se podrá ver en la Sala Muncunill hasta el 2 de noviembre. Y si os habéis quedado con ganas de más, no olvidéis de echar un vistazo al teaser del reportaje que prepara la productora REC.

The Mummy

Grunge

Estudio Tigomigo muestra por primera vez en Terrassa el universo de Martí Pérez, alias, Grunge.

De la fusión entre el stencil art y la gráfica digital surge un universo perturbador con marcadas referencias a la cultura pop, al cine clásico de terror, el cómic underground y el rock. Un mundo post-apocalíptico en el que conviven en David Bowie, la Criatura del Lago Negro o personajes de la mitología del horror.

A través de sus cuadros, Martí Pérez nos propone un juego de referencias cruzadas reinterpretando los arquetipos del cómic y del arte urbano.

Puertas del Estudio Tigomigo

Empieza la cuenta atrás…

El 20 de septiembre el Estudio Tigomigo abrirá sus puertas. Falta solo un mes. Treinta días que pasan veloces cuando el trabajo aprieta y los nervios nos mantienen en vela en noches de confidencias.

Ya lo avanzamos en la inauguración de la exposición Laberintos en junio pasado. Queremos que sea un espacio abierto. Un lugar donde charlar, donde perderse, donde descubrir cosas nuevas, una corriente de aire fresca que agite las cortinas y juegue con las sombras. Un lugar de misterio y de pasión. De arte, creatividad, de osadía.

Abrimos una puerta al futuro. A la esperanza. Al arte. A la pasión y la creatividad. Y deseamos con todas nuestras fuerzas que queráis cruzarla con nosotros. Porque sin vosotros nada de esto tiene sentido.

  • Donde: c/ Viveret 17. Terrassa. En un espacio arrancado a una antigua fábrica textil de grandes ventanales y vigas negras.
  • Cuando: El 20 de septiembre, a las 19h.
  • ¿Por qué?: Porque creemos en el arte como revulsivo social, en la necesidad de arriesgar y de luchar por lo que uno cree (aún a riesgo de caer, ya nos levantaremos o nos pondremos rodilleras).
La mirada fotográfica. Estudio Tigomigo. @Paulo Cacais

Laberintos. Una exposición de Paulo Cacais

Hace ahora un mes inauguramos Laberints, la primera exposición individual de Paulo en la Sala Soler i Palet de Terrassa. Fue el punto y final a meses de creatividad, nervios, insomnio y muchísima ilusión.

Desde tiempos inmemoriales nos hemos sentido atraídos por los enigmas. Lo desconocido ejerce sobre nosotros un poder de atracción magnético, oscuro y perturbador. Los laberintos convocan dos sentimientos: el miedo a lo desconocido y la necesidad de saber. Eso es precisamente lo que Paulo quería provocar en el espectador: esa extraña combinación de vértigo y seducción.

El laberinto por antonomasia es la búsqueda de uno mismo. Conocer la salida —conocer nuestros monstruos — es quizás el reto más importante al que debemos enfrentarnos. Por eso la exposición propone un viaje desde la oscuridad de las calles en las que vivimos, esa trama de cemento, soledad y encuentros, hacia la soledad de uno mismo. El punto de inflexión en el recorrido lo marca el gato de Cheshire, que nos interroga desde lo alto. Pasado su umbral ya no habrá vuelta atrás, las fotografías son más íntimas, más descarnadamente sinceras.